La Policía británica se plantea investigar por presunto fraude a Adam Werritty, el amigo del ahora exministro Liam Fox cuyas actividades causaron la dimisión del titular de Defensa el pasado viernes, según confirmaron hoy fuentes policiales.

La Policía indicó que ha recibido una petición del diputado laborista John Mann para que se investigue a Werritty, que se hacía pasar por asesor del ministro pese a no tener un cargo oficial y le acompañó en 18 viajes oficiales desde mayo de 2010.

Fox, quien admitió haberse equivocado al mezclar su vida personal con la laboral, dimitió el viernes en medio de revelaciones diarias sobre su relación con Werritty y ha sido sustituido por Philip Hammond, hasta ahora ministro de Transporte.

Según la prensa, Werritty recibió financiación de simpatizantes del Partido Conservador y empresas con intereses para sufragar sus actividades comerciales y de "lobbying" en el sector de la defensa aprovechándose de su amistad con el ministro, a través de una organización sin ánimo de lucro llamada Pargav.

Uno de esos donantes, el empresario Jon Moulton, ha presentado una queja al Gobierno por la conducta de Fox, quien le convenció de donar a Pargav, fundada por Werritty, en el entendimiento de que era una organización de "análisis e investigación sobre seguridad", y no para financiar los viajes del joven de 33 años.

"The Sunday Telegraph" publica hoy que otros donantes están furiosos porque se sienten engañados sobre el propósito de sus donativos.

Además de la queja a la Policía, el diputado Mann se plantea presentar otra a la Comisión Electoral para que investigue si Fox debe ser procesado por ocultar que recibió donativos políticos, que se canalizaban no solo a través de Pargav, sino también por otra entidad fundada por el propio ministro, Atlantic Bridge, ya clausurada.

El jefe del Gobierno, el también conservador David Cameron, recibirá la semana próxima un informe interno sobre las actividades del exministro y su amigo, realizado por el alto funcionario Gus O'Donnell, que se espera que sea muy crítico.