Dan Wheldon, que se mudó a Estados Unidos desde su natal Inglaterra con la esperanza de ganar las 500 Millas de Indianápolis y lo logró dos veces, murió el domingo luego de un brutal accidente masivo en la Indy 300 de Las Vegas.

Tenía 33 años.

Wheldon, que ganó las 500 Millas por segunda ocasión en mayo, consiguió 16 títulos en la IndyCar y se llevó el campeonato de la serie en 2005.

Su bólido voló en la pista en Las Vegas a las 1.19 de la tarde y él fue transportado por aire a un hospital, pero de todas formas falleció. Es el primer piloto de la IndyCar que muere en la pista desde que el novato Paul Dana perdiera la vida durante una práctica la mañana de la carrera en Homestead-Miami en 2006.

A medida que se difundía la noticia de que sus lesiones eran letales, la gente en la pista no pudo contener las lágrimas. Las cámaras de televisión captaron a la actriz Ashley Judd, esposa del campeón Dario Franchitti, llevándose las manos a los ojos poco antes de que dieran la noticia de manera oficial.

La carrera fue cancelada. Los pilotos regresaron solemnemente a la pista para realizar cinco vueltas en homenaje a Wheldon, casi todos ellos con los ojos ocultos detrás de lentes oscuros para el sol después que se les avisó que su compañero había fallecido. Mientras Roger Penske se reunía con su equipo y otros pilotos simplemente abrazaban a quienes estaban a su alrededor, el director del serial IndyCar, Randy Bernard, hizo el anuncio oficial del fallecimiento.

"Nuestros pensamientos y oraciones están hoy con su familia", dijo el funcionario.

Cuando los pilotos regresaron a la pista, el número 77 de Wheldon era el único en el tablero de resultados. Franchitti sollozaba incontroladamente cuando regresaba a su auto para las vueltas de homenaje. En los altavoces se escuchó con fuerza la canción "Danny Boy", seguida de "Amazing Grace" mientras cientos de trabajadores de cada equipo permanecían de pie solemnemente.

"¿Qué se puede decir? Vamos a extrañarlo", dijo Chip Ganassi, ex jefe de Wheldon. "Todos en la IndyCar morimos un poco hoy".

La carrera tenía minutos de haber comenzado cuando Wheldon, quien arrancó en la parte posterior de la parrilla de 34 autos y pudo haber obtenido cinco millones de dólares si hubiera ganado, estuvo involucrado en un choque entre 15 autos que comenzó cuando los neumáticos de dos vehículos se tocaron.

Varios autos se incendiaron y había escombros en toda la pista. El impacto fue tan fuerte que los trabajadores tuvieron que parchar hoyos en el asfalto.

Las repeticiones de video mostraron al auto de Wheldon dar un vuelco mientras volaba contra una valla que se encuentra sobre la barrera de seguridad, diseñada para ceder un poco cuando los autos hacen contacto con ella.

Los rescatistas llegaron rápidamente al vehículo del inglés, algunos de ellos haciendo señales angustiosas en las que pedían más ayuda. Bernard dijo que las heridas del piloto eran fatales.

La primera victoria de Wheldon en las 500 Millas de Indianápolis fue en el 2005 — ese año rebasó a Danica Patrick cuando faltaban menos de 10 vueltas para terminar_, y su triunfo este año en la carrera más famosa de este deporte fue especialmente apreciado.

Wheldon comenzó manejando go-karts a los 4 años de edad, y las carreras de autos fueron parte de su vida mientras asistía a la escuela en Inglaterra, llevándose ocho títulos británicos en el trayecto.

Se mudó a Estados Unidos en 1999, tratando rápidamente de conseguir patrocinio con el fin de financiar su sueño, y para el 2002 — después de participar en algunas series automovilísticas de menor rango, como el campeonato F2000 y los Toyota Atlantic e IndyLights — llegó a la parrilla del serial IndyCar por primera vez.