Una nube de cenizas del volcán andino Cordón Caulle obligó el domingo a las autoridades a suspender todas las operaciones en el aeropuerto Metropolitano Jorge Newbery y motivó la cancelación de otras partidas y arribos de la terminal internacional aeroportuaria de Ezeiza, en la capital argentina.

El Secretario Nacional de Transporte, Juan Pablo Schiavi, confirmó que "se ha procedido a cerrar el Aeroparque Metropolitano", y que "se han cancelado sus operaciones" hasta que se despeje la nube de cenizas que afecta a la capital y otras zonas del área metropolitana.

En Ezeiza, casi todas las compañías también suspendieron sus partidas y arribos a partir de la tarde, indicó Schiavi.

El volcán, ubicado al sur de Chile, próximo a la frontera con Argentina, comenzó a emitir cenizas desde junio y ha venido provocando alteraciones intermitentes en el tránsito aéreo en función de los vientos que arrastran el polvo por toda la región.

Las autoridades argentinas también lanzaron una alerta por la baja visibilidad provocada por la nube volcánica, y recomendaron a los conductores tomar precauciones para evitar accidentes en las rutas.

Las cenizas también impidieron la partida y arribo de vuelos en el aeropuerto internacional de Montevideo, en la vecina Uruguay.