El Levante sigue una jornada más instalado en lo más alto de la clasificación junto al Barcelona tras golear al Málaga, un equipo llamado a conseguir grandes empresas, pero que salió trasquilado del Ciutat de Valencia, ante el dulce estado de forma de los valencianos que ganaron por 3-0.

Con un equipo que ronda una media de edad de casi 32 años, los jugadores del Levante derrocharon las ganas e ilusión de unos juveniles. Su compromiso no está exento, además, de buen juego; un valor añadido esta campaña por su entrenador Juan Ignacio Martínez, artífice del milagro levantinista.

El partido prometía emociones entre las dos revelaciones del campeonato y no defraudó. El Málaga, fiel al estilo de su técnico Manuel Pellegrini, se hizo con el balón y exhibió una buena asociación en la medular pero sin profundidad en sus acciones.

El Levante no le fue a la zaga. Bien posicionado, al equipo no le quemó el balón y lo sacó siempre con criterio desde atrás, armando bien el contragolpe, como demostró en el primer gol, tras una buena acción por banda izquierda entre Juanlu y Juanfran, que culminó Barkero, con la colaboración de un defensa.

El tanto fue un golpe directo a la mandíbula de un Málaga que perdió su buena colocación en el campo, lo que explotó el conjunto valenciano al contragolpe. Un balón en largo a Koné fue cortado con la mano por el meta Caballero fuera del área y esa jugada fue la tumba definitiva para los andaluces.

El portero argentino fue expulsado y en el lanzamiento de la falta llegó el segundo tanto del Levante, al aprovechar Juanlu un rechace en el área tras el lanzamiento de Barkero.

El Málaga se perdía en un juego horizontal inocuo en el que sólo Cazorla ponía algo de criterio ofensivo. Sus diagonales y sus pases fueron lo mejor de su equipo.

Los de Jose Ignacio seguían a lo suyo y Koné, poco antes del descanso, aprovechó el inesperado regalo del meta Rubén que, con un error garrafal, dejó en bandeja al ariete africano el tercer tanto local.

La única ocasión clara del Málaga llegó en el último minuto, tras una sensacional asistencia de Cazorla a Gámez, pero el portero Munúa se unió a la fiesta de su equipo con una gran mano que permitió a su equipo retirarse con un contundente 3-0 al vestuario.

Pellegrini se la jugó tras el descanso y dio entrada a dos delanteros como Rondón y Seba, aunque prescindió de Cazorla, lo que permitió crecer en el campo a Isco, que adquirió un mayor protagonismo.

El Málaga dominaba el balón pero era el Levante el que daba más sensación de peligro cuando conseguía hilvanar una contra, con un Barkero inmenso todo el partido, bien secundado por Farinós.

El partido bajó de revoluciones paulatinamente hasta su conclusión y el conjunto valenciano, que pudo ampliar su renta, firmó su quinta victoria consecutiva, el mejor registro de su historia en Primera.

Ficha Técnica:

3 - Levante: Munúa, Javi Venta, Ballesteros, Nano, Juanfran; Iborra (Pallardó, m.79), Farinós, Juanlu (El Zhar, m.66), Valdo, Barkero (Rubén Suárez, m.70)y Koné.

0 - Málaga: Willy, Gámez, Demichelis, Mathijsen, Monreal; Maresca (Rubén, m.30), Toulalan, Cazorla (Seba, m.46), Joaquín; Isco y Van Nistelrooy (Rondón, m.46).

Goles: 1-0, m.13: Barkero. 2-0, m.31: Juanlu. 3-0, m.41: Koné.

Árbitro: Muñiz Fernández (C. Asturiano). Amonestó por el Levante a Barkero, Nano, Juanlu y por el Málaga expulsó al meta visitante Willy Caballero con roja directa (m.27)

Incidencias: partido correspondiente a la octava jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Ciutat de Valencia ante 13.108 espectadores. Los dos equipos saltaron al terreno de juego portando una pancarta en apoyo de la campaña "un post-it por el alzheimer.com".

Sergio Morro