La policía italiana reprimió el sábado una marcha de protesta en Roma con gases lacrimógenos y cañones hidrantes después que algunos manifestantes rompieron escaparates, incendiaron autos y lanzaron botellas.

Escenas de la televisión mostraron la carga de la policía antimotines.

La prensa local dijo que algunos manifestantes atacaron oficinas del ministerio de la Defensa y una agencia de empleos.

La mayor parte de la violencia tuvo lugar cerca del Coliseo.

Un pequeño grupo de manifestantes se apartó de la columna principal en la capital italiana, parte de las protestas mundiales contra la codicia empresaria y las medidas de austeridad.

Espesas columnas de humo negro se alzaron en el centro de Roma.

Los manifestantes, vestidos de negro y con el rostro cubierto, lanzaron piedras, botellas y otros objetos a los agentes. Algunos de los revoltosos portaban bastones y otros martillos. Lanzaron un artefacto incendiario y petardos a los bancos, destruyeron cajeros automáticos y quemaron contenedores de basura, según los medios noticiosos.

Dos camarógrafos de la estación de televisión Sky Italia fueron agredidos.

La policía hizo un alarde de fuerza ante la posibilidad de que se congregaran unos 10.000 manifestantes un día después que el primer ministro Silvio Berlusconi saliera victorioso de una moción de censura en el parlamento. Italia es ahora motivo de preocupación en Europa por su abultada deuda soberana.

"Habitantes de Europa: ¡Levantaos!", proclamaba un cartel en Roma. Algunos manifestantes pacíficos se encararon con un grupo de violentos e intentaron detenerlos, arrojando botellas, dijo la televisión Sky Italia y despachos de prensa. Otros huyeron, dispersos por la violencia.

Por lo menos un hombre fue herido al intentar evitar que varios manifestantes arrojaran botellas.

Grupos anarquistas se han infiltrado con frecuencia en las manifestaciones italianas. Despachos de prensa italianos dijeron que cuatro integrantes de un grupo anarquista fueron detenidos el sábado por la mañana antes de la manifestación, y la policía confiscó en su vehículo cascos, máscaras antigás, bastones y centenares de botellas.

Manifestantes del movimiento de "indignados" marcharon en otras ciudades de Europa.

El movimiento "Ocupemos Wall Street" que se extendió a diversas ciudades de Estados Unidos se volvió global, al unirse con las marchas contra la austeridad que se realizan desde hace meses en el continente.

En Francfort, unas 5.000 personas se concentraron frente a la sede del Banco Central Europeo.

Cientos marcharon por la ciudad bosnia de Sarajevo con retratos del Che Guevara y viejas banderas comunistas con leyendas como "Muera el capitalismo, libertad al pueblo".

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, habló ante medio millar de manifestantes frente a la catedral de San Pablo en Londres.

"El sistema bancario en Londres es destinatario de dinero corrupto", dijo, y añadió que Wikileaks lanzará una campaña contra las instituciones financieras en los próximos meses.

Síguénos en twitter.com/foxnewslatino

Agreganos en facebook.com/foxnewslatino