El británico Andy Murray, defensor del título, doblegó al japonés Kei Nishikori, por 6-3 y 6-0, y se clasificó para disputar la final del Masters 1.000 de Shanghái, donde tendrá como rival al español David Ferrer.

Murray necesitó 56 minutos para doblegar a Nishikori, la gran revelación de este torneo, y primer jugador asiático en alcanzar una semifinal de Masters 1.000, desde el tailandés Paradorn Srichaphan en Indian Wells en 2006.

Ferrer venció antes a su compatriota Feliciano López, por 6-7 (5), 6-3 y 6-3 en dos horas y once minutos.

Murray y Ferrer se han enfrentado en siete ocasiones, con 4-3 para el británico que la semana pasada se impuso al español en las semifinales de Tokio, por 6-2 y 6-3.

Para David Ferrer es la primera final que alcanza de un Masters 1.000 en pista dura. Y por el momento no ha ganado ningún torneo de este nivel. Murray lleva ya siete de esta categoría, el último este año en Cinccinati.