La Sociedad Interamericana de Prensa dijo el sábado que las leyes que penalizan la libertad de expresión no sólo ponen en riesgo la vida de periodistas en la región, sino también el ejercicio periodístico y el libre flujo informativo.

"La proliferación de leyes contra la libertad de prensa afectan el ejercicio periodístico regional y también amenazan a nuestras sociedades porque limitan el flujo informativo", dijo en diálogo con la AP Gonzalo Marroquín, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en el marco de la 67 asamblea general que se desarrolla en Lima.

Marroquín añadió que la SIP lucha "para lograr despenalizar los delitos de difamacion, injuria y calumnia, los llamados delitos de prensa en la región", donde en varios países se demanda al periodista por vía penal, lo que conlleva condenas de cárcel.

Uno de dichos países es Perú, donde el periodista Paul Garay está preso desde abril tras haber sido condenado a 18 meses de prisión por el delito de difamación en contra de un fiscal a quien supuestamente llamó "enano erótico" en un programa radial que dirigía en la selvática región noreste de Ucayali.

Garay niega haber llamado así al fiscal Agustín López y su defensa cuestiona que el audio que sirvió de prueba para su condena no haya sido sometido a una prueba pericial durante el juicio para comprobar si era su voz.

Su abogado, Víctor Valdez, dijo a la AP que la condena es "una represalia" por la posición crítica de Garay respecto a las decisiones de las autoridades en Ucayali. La AP buscó una entrevista con la fiscalía sin obtener respuesta al momento.

Marroquín sostiene que tanto el presidente de Ecuador Rafael Correa, como el mandatario de Venezuela Hugo Chávez se "han convertido en los dos adalides de estar contra la prensa en la región".

En Ecuador un tribunal ratificó en septiembre un fallo contra el diario El Universo que impone tres años de prisión a tres de sus ejecutivos y a un ex editor en un juicio por injurias iniciado por el presidente Correa.

El fallo también condenó al diario al pago de 42 millones de dólares, pero El Universo apeló ante la Corte Suprema.

"Correa logra una pena de 42 millones de dólares en lo personal, lo que demuestra que no sólo pretende meter en la cárcel e intimidar a los periodistas de El Universo, sino enriquecerse a través de este caso judicial", dijo Marroquín.

En julio, un fallo de primera instancia sancionó un artículo publicado por Emilio Palacio, entonces editor de opinión, quien en febrero acusó a Correa de "haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente" el 30 de septiembre del 2010. Palacio luego abandonó el diario y en agosto se radicó en Miami porque dijo que en Ecuador temía por su seguridad.

El 30 de septiembre de 2010 hubo una sublevación de agentes de la policía que obligó a militares a liberar a Correa que había sido retenido por agentes en un hospital. La sublevación fue considerada por Correa como un intento de golpe de Estado.

En Colombia, Luis González, director del diario Cundinamarca Democrática, fue condenado el jueves a 20 meses de cárcel suspendida y a pagar 5.500 dólares luego de ser acusado de injuria y calumnia por una ex candidata al parlamento.

La sentencia surgió de un editorial que González escribió en 2008 donde cuestionaba la entonces candidatura al Congreso de Leonor Serrano, ex alcaldesa del municipio de Fusagasugá y ex gobernadora del departamento de Cundinamarca.

"En la columna, Luis González hace referencia a que cuando Leonor fue alcaldesa de Fusagasugá, hacia el año de 1989, hubo unos asesinatos y desapariciones ... pero en ningún momento de la editorial se le está atribuyendo eso ... la señora se sintió aludida. Eso para el juzgado fue calumnia", dijo por teléfono a la AP el abogado del periodista, Pedro Vaca.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos, quien en su juventud fue periodista, se mostró el sábado en contra de la sentencia. "Estoy en desacuerdo con la decisión de un juez de Fusagasugá de condenar a 20 meses de prisión a un periodista por una opinión, penalizar la crítica me parece mal", dijo el sábado en un acto público en la ciudad de Pereira.

En Latinoamérica, según datos de la SIP otorgados a la AP, México y Panamá son países donde se ha logrado despenalizar los delitos contra el honor; mientras que El Salvador ha despenalizado parcialmente estos delitos.

Por otro lado, Argentina, Costa Rica, Perú y Uruguay tienen iniciativas legislativas que buscan despenalizar el delito de difamación, pero que aún no se convierten en ley pues las normas se trabajan a nivel de sus parlamentos.

___

Los periodistas de The Associated Press Martín Villena en Lima, Gonzalo Solano en Quito y Camilo Hernández en Bogotá contribuyeron con este despacho.