El juez de la Audiencia Nacional española Pablo Ruz ha abierto diligencias previas para investigar el secuestro este jueves de dos trabajadoras españolas de Médicos Sin Fronteras en Kenia, en el campo de refugiados de Dadaab, a unos 100 kilómetros de la frontera con Somalia, informaron fuentes jurídicas.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, que se encuentra de guardia esta semana, ha adoptado esta decisión después de que la Comisaría General de la Policía Nacional le haya remitido un oficio dando cuenta de los hechos.

Las mismas fuentes informaron de que el magistrado de momento está a la espera de recibir informes para resolver sobre la competencia y decidir si realiza algún otro tipo de diligencias.

Ruz podría investigar estos hechos al tratarse de un delito cometido contra españoles en el extranjero, cuya competencia corresponde a la Audiencia Nacional.

Las dos cooperantes españolas, que son de Palafrugell (Gerona) y de Madrid, pertenecen al aparato logístico de Médicos Sin Fronteras y viajaban en un vehículo que fue asaltado a tiros y cuyo conductor, de nacionalidad keniana, resultó herido.

La trabajadora catalana es Montserrat Serra, de 37 años, mientras que la madrileña es Blanca Thiebaut, de 30 años.

El campamento de Dadaab, en el este de Kenia, está situado a unos 100 kilómetros de la frontera con Somalia y catalogado como el centro de refugiados más grande del mundo ante la avalancha de personas que han huido desde el sur de Somalia a causa de la hambruna, la sequía y el conflicto que azota al Cuerno de África.

Esta zona está catalogada como de alto riesgo y el Ministerio de Asuntos Exteriores español recomienda no desplazarse a ella.