El gobierno ecuatoriano alista un proyecto de reformas tributarias que incrementará el impuesto a la salida de capitales del 2% al 5%, así como establecerá nuevas cargas impositivas para vehículos y botellas plásticas, informó el sábado el presidente Rafael Correa.

El proyecto se entregará a la Asamblea Nacional en los próximos días, dijo en su programa "Diálogo con el presidente".

Correa explicó que la propuesta plantea el incremento del impuesto a la salida de divisas del 2% al 5%. "Eso no perjudica a los pobres ni a la clase media", acotó.

Agregó que la propuesta plantea también un impuesto a los vehículos, dependiendo de su cilindraje y año, el cual será considerado como un tributo "por contaminación".

Correa señaló que con la recaudación de este impuesto se podrá financiar la elaboración de una gasolina de mejor calidad que contenga 500 partes de plomo por millón y no las 7.000 partes de plomo por millón que actualmente contiene el hidrocarburo ecuatoriano.

Señaló que otro de los beneficios de este proceso de mejoramiento de los combustibles se verá en la salud pública al disminuir la contaminación.

También se refirió al impuesto de dos centavos por cada botella plástica, pero mencionó que la recaudación en este aspecto será nula puesto que por cada botella plástica que retorne a través de los supermercados se pagará dos centavos. El objetivo es contrarrestar la contaminación y fomentar el reciclaje.