El alcalde Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, dijo que su ciudad, que hoy obtuvo la sede de los Juegos Mediterráneos de 2017, ha demostrado que se puede ganar "con explicaciones y juego limpio".

"Hemos demostrado que con explicaciones y juego limpio somos capaces de ganar a una candidatura enormemente complicada como Alejandría. Pero estamos preparados, lo hemos demostrado y estamos ante un proyecto ganador. Me siento orgulloso y muy feliz, como toda Tarragona, que ya me han dicho que es una juerga", comentó el alcalde en Mersin, ciudad turca donde hoy se decidió la sede.

Ballesteros dijo que en el Ayuntamiento estarán "eternamente agradecidos" al Comité Olímpico Español (COE) por conducir la campaña de promoción de la candidatura, hasta el punto que propondrá que una calle de la ciudad lleve el nombre del organismo deportivo.

Ballesteros prometió "unos Juegos extraordinarios" en el año 2017.

En una declaración institucional difundida por el Ayuntamiento, el alcalde prometió que Tarragona organizará los Juegos "con austeridad", como recomienda el actual contexto económico, aunque ello no tiene que impedir "plantear un espectáculo deportivo de primer nivel".

"Millones de personas en todo el mundo están oyendo hablar de Tarragona y empezando a ubicarnos en el mapa internacional", lo que supone "el primer éxito" conseguido, según Ballesteros.

"Ahora, sin embargo, es necesario que nos preparemos a conciencia. El proyecto nos ayudará a salir de la crisis", añadió, al crear 7.000 puestos de trabajo, situar a Tarragona en el mapa internacional y tener un impacto económico en el territorio de 1.000 millones de euros.

Alejandro Blanco, presidente el COE, coincidió en decir, en Mersin, que los Juegos de Tarragona serán "de un nivel perfecto" y subrayó la dureza de la competición, ganada por solo dos votos (36-34).

"Teníamos unos cálculos de en torno a 40 votos, pero sabíamos que en cuanto se cayera alguno podíamos perder", indicó.

Blanco, presidente también de la candidatura de Madrid a los Juegos Olímpicos de 2020, evitó hacer comparaciones entre los procesos electorales de ambos Juegos, aunque sí admitió que es gratificante "ver que hay gente y países que te apoyan".

"No se puede hacer una traslación porque son mundos diferentes y aquí estaba el factor de los países árabes", señaló respecto a la unidad con la que suele votar ese bloque.

"Ahora estamos contentos por Tarragona y porque España va a volver a demostrar que en organización deportiva esta en el primer puesto del mundo", dijo Blanco.

El presidente ejecutivo de la candidatura, Mario Rigau, dijo que sentía "una felicidad indescriptible".

"Es que me siento olímpico. Es una sensación maravillosa", afirmó, emocionado, tras la votación. "Hemos trabajado muchísimo y hasta el final hemos mantenido una lucha codo con codo con Alejandría", añadió.

Rigau lamentó "los intentos de conducir la asamblea por un camino que a los miembros de los comités olímpicos no les ha gustado", en referencia a la encendida petición de voto para Alejandría que hizo el sirio Samih Moudallal, miembro del COI, en el turno de preguntas tras las exposiciones.

José Perurena, compañero de Moudallal en la asamblea del COI, se refirió a la intervención de Moudallal como "típica de su estilo" y se alegró de la victoria en primera votación (36-34) porque, en caso de que hubiera habido empate o falta de mayoría por votos en blanco, "hubiera habido que repetir el voto".

La atleta Natalia Rodriguez, concejal de Deportes de Tarragona, se declaró feliz y al tiempo decidida a seguir trabajando.

"Ahora queda muchísima labor por delante", recordó.

Iván Tibau, secretario general de Deportes de la Generalitat, señaló que la concesión de los Juegos abre un abanico de consecuencias positivas "en muchas aspectos: turístico, económico, de infraestructuras, de deporte base...".

Los Juegos serán capaces de sortear la crisis económica, indicó, "porque el 80% de las instalaciones están hechas y el resto, con la colaboración de las instituciones y a seis años vistas, hay seguridad de que se llevará a cabo".

"Actuaremos con responsabilidad para hacer unos Juegos de calidad", destacó.