Menos de 25 "indignados", en su mayoría españoles radicados en este país, se manifestaron hoy en la Plaza de la Constitución del centro histórico de la capital guatemalteca, para protestar contra la "crisis mundial" y exigir "cambios urgentes" en el sistema financiero internacional.

La convocatoria a la concentración, que fue realizada por medio de las redes sociales, tuvo poco eco, según uno de los participantes, por la "débil conciencia" de los guatemaltecos para salir a las calles a exigir cambios en el mundo.

La desnutrida manifestación de los "indignados" pasó inadvertida entre los cientos de personas que suelen caminar por las calles del centro histórico de la capital.

Bajo las consignas de "Guatemala toma la plaza", "¡Esto no funciona!", "¡Sal a la calle!" y "¡Crea otro mundo!", los pocos "indignados" que participaron en la concentración se unieron así a la jornada de movilización del movimiento de los "indignados" iniciada en España.