Un grupo de desconocidos voló anoche con explosivos un tramo de un gasoducto en la provincia yemení de Shabua, sin causar víctimas, informaron hoy a Efe responsables gubernamentales locales y la compañía LNG Yemen.

El atentado se produjo en la zona desértica de Radum, en el sur del país, precisaron las fuentes gubernamentales, que agregaron que la producción ha sido suspendida hasta que se reparen los daños causados por la detonación.

Las fuentes no descartaron la posibilidad de que la organización terrorista Al Qaeda haya cometido este atentado en represalia por la muerte anoche de uno de sus cabecillas en un ataque de un avión no tripulado estadounidense contra su guarida en Shabua.

Por su parte, el consorcio de gas LNG Yemen confirmó el sabotaje del gasoducto, que transporta gas a la terminal de Balhaf, en el golfo de Adén, y señaló que la explosión ocurrió a las 00.33 hora local (21.33 hora GMT).

La compañía consideró que las pérdidas serán escasas porque la planta de licuefacción de gas de Balhaf iba a cerrar temporalmente el próximo día 23 para efectuar su mantenimiento anual.