Los precios de las acciones subieron el viernes en la Bolsa de Valores de Nueva York, impulsados por un aumento en las ventas detallistas en Estados Unidos y un sólido reporte de ganancias de Google.

El índice Dow Jones ganó 166,36 unidades (1,4 para ubicarse en 11.644,49, mientras que el Standard & Poor's 500 avanzó 20,92 puntos (1,7%) para quedar en 1.224,58 y el tecnológico Nasdaq creció 47,61 unidades (1,8%) para quedar en 2.667,85.

Las ventas detallistas aumentaron 1,1% en septiembre, el mayor alza en siete meses y el doble de lo anticipado. La cifra es un indicador clave del gasto de los consumidores, el principal componente de la economía estadounidense.

Google Inc. creció más de 6% luego de reportar que sus ingresos en el tercer trimestre se dispararon 26%. Apple Inc. aumentó 2% en el día en que su nuevo iPhone salía a la venta. Los pedidos anticipados para el iPhone 4S han batido récords, lo que demuestra por qué la empresa ha prosperado a pesar de la crisis económica.

Las dos principales empresas tecnológicas impulsaron al Nasdaq 7% para la semana, el mayor alza desde julio del 2009. El Dow ha ganado más de 8% en menos de dos semanas, tras tocar el piso de este año de 10.655, el 3 de octubre.

El Standard & Poor's 500 tuvo su mejor semana en más de dos años.

El mercado ha estado impulsado por recientes reportes económicos que lucen alentadores sólo porque las expectativas han sido tan bajas. Las contrataciones han mejorado modestamente, y la manufactura va en aumento.

El reporte sobre las ventas detallistas es el primero este mes de los que miden el sentir de los consumidores, cuyos gastos comprenden un 70% de la actividad económica. Si el consumo cae, la economía podría hundirse en otra recesión; si aumenta, el crecimiento económico es más probable.

El jueves las acciones financieras continuaron en declive tras un reporte desalentador de JPMorgan Chase & Co. American Express Co. disminuyó 2%, el peor desempeño del Dow. Bank of America Corp. fue el segundo peor, con un declive de 1,3%.

Los precios del dólar y de los bonos del Tesoro de Estados Unidos cayeron, ya que los inversionistas mueven el dinero hacia activos que tienen mejor desempeño cuando la economía repunta. El rendimiento del bono a 10 años subió 2,25%, el mayor nivel desde agosto.

El petróleo y otras materias primas se dispararon. Las acciones en la industria energética subieron. Exxon Mobil Corp. ganó 2,3% para llegar a 78,11 dólares, y Chevron Corp. subió 2,7% a 100,47 dólares.

Cinco acciones subieron por cada una que cayó en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones se mantuvo debajo del promedio en 3.700 millones de títulos.

Los mercados europeos extendieron su serie de ocho días de ganancias a pesar de una decisión sobre España tomada por Standard & Poor's, y a pesar de las advertencias de la agencia Fitch sobre la solidez de los bancos principales. Unilever PLC, fabricante de detergentes y alimentos, anunció una adquisición y la empresa suiza agroquímica Syngenta reportó fuertes ventas para el tercer trimestre.

El índice británico FTSE 100 cerró 1,2% arriba en 5.466,36 unidades, mientras que el alemán DAX 30 ganó 0,9% y quedó en 5.967,20 puntos. El CAC 40 de Francia sumó 1% para terminar el día en 3.217,89 unidades.

Los líderes europeos se disponían a elaborar un plan para estabilizar el atribulado sector bancario del continente. Los inversionistas temen que los bancos queden severamente golpeados si Grecia se muestra incapaz de pagar sus deudas, lo que deprimiría el valor de los bonos griegos que esos bancos poseen. Tales bancos necesitan mejores reservas de capital ante la posibilidad de sufrir esas pérdidas.

Más temprano, la mayoría de los mercados asiáticos cayeron levemente. El índice japonés Nikkei 225 cayó 0,8% a 8.747,96 puntos, mientras que el Hang Seng de Hong Kong resbaló 1,4% a 18.501,79 unidades. El índice compuesto de Shanghai bajó 0,3% para finalizar en 2.431,37 puntos, luego de que las autoridades chinas dijeron que la tasa inflación se acomodó en 6,1% en septiembre. Aunque todavía muy por arriba del objetivo oficial.

La tarde del jueves Google reportó que sus ingresos para el tercer trimestre fueron un tercio mayores que los del año pasado. Fue la cuarta vez consecutiva que Google reportaba un aumento de sus ingresos en trimestres comparables, gracias a la fuerza de su motor de búsqueda cibernética y la eficacia de su publicidad.

También el jueves, el gobierno estadounidense reportó que las empresas fortalecieron sus inventarios por vigésimo mes consecutivo y que las ventas aumentaron por tercer mes consecutivo. Las cifras indican que los comercios sienten la suficiente confianza para mantener sus estantes plenos.

___

Daniel Wagner está en Twitter: twitter.com/wagnerreports.