El ministro de Defensa británico anunció el viernes su renuncia al investigarse el acceso que tuvo un amigo suyo a reuniones y edificios del ministerio.

El secretario Liam Fox reconoció que permitió acceso a su amigo Adam Werritty, su padrino de bodas que fue propietario de una ya desaparecida empresa consultora de defensa, a participar con él de 18 viajes al exterior y concertar una reunión en Dubai con un proveedor en potencia.

La oficina de Fox dijo que éste renunció luego de que durante varios días la prensa publicó titulares sobre la función extraoficial de Werritty.