El primer oro para la delegación mexicana en los Juegos Panamericanos podría llegar en los tatamis si el taekwondoín Damián Villa ratifica su condición de favorito el sábado.

Villa saltó al escenario de los candidatos en la categoría de menos de 58 kilogramos de su disciplina desde 2009, cuando superó por primera vez al medallista de oro en Beijing 2008, Guillermo Pérez, a quien también dejó fuera en el selectivo para los Panamericanos.

"Es una motivación el estar en casa y poder tratar de lograr mi primera medalla panamericana con mi gente", dijo Villa, de 21 años de edad.

El taekwondoín, que fue subcampeón mundial en el 2009, viene a Guadalajara en busca de revancha porque en los pasados mundiales fue eliminado en los octavos de final por el portugués Rui Braganca.

"En el Mundial no salieron las cosas como esperaba, pero ya modificamos algunas cosas en mis entrenamientos y espero poder cumplir con el sueño de ganar el oro", dijo Villa. "Por ahora ya sólo afino detalles, ya di el peso y estoy con mucha confianza porque he trabajado bien, hay que ir pelea a pelea".

En el camino al posible oro, es muy probable que Villa tenga que enfrentarse con un duro rival como es el dominicano Gabriel Mercedes, quien perdió con Pérez la reñida final de Beijing 2008 y ahora es número uno del ránking en la división.

Otro rival difícil es el brasileño Marcio Wenceslao, quien fue plata en los Panamericanos de Río 2007.