Los saltos ornamentales pueden ser una parte fundamental para que México supere su meta de al menos 24 medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara, dijo el viernes Jesús Mena, titular de la Comisión Técnica de Clavados en la Federación Internacional de Natación (FINA).

Liderados por la medallista olímpica y mundial Paola Espinosa, los mexicanos aspiran a llevarse una buena cosecha de oros en la piscina del Centro Acuático que los ayuden a ponerse en posición de superar su mejor actuación de oros en unos Panamericanos, que es de 23, conseguidos en Mar de Plata 1995.

"Yo veo a un equipo muy sólido, muy potente, desde los más experimentados como Paola y Rommel (Pacheco) hasta los juveniles, creo que México tiene con que hacer un gran papel en la piscina", dijo Mena a la AP.

Mena, quien fue medallista de bronce en la plataforma de 10 metros de los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 y plata en la misma prueba de los Panamericanos de La Habana 1991, dijo que la localía puede obrar en favor de los clavadistas aztecas.

"Yo creo que no hay presión por ser locales, creo que al contrario, todos ellos se van a sentir arropados por su gente y seguramente darán más de lo que esperamos", agregó Mena.

Las pruebas de clavados comienzan el 26 de octubre, en la recta final de una competencia, por lo que podrían marcar la diferencia para superar la cosecha histórica.

"Yo creo que hay una delegación muy preparada y confío en que para esa fecha ya el total de medallas va a ser superado, pero si no, aquí creo que hay material para conseguir muchas medallas", concluyó Mena.

Además de Espinosa, México tiene en su equipo a Yahel Castillo, quien ganó dos oros en los Centroamericanos de Mayagüez 2010 y fue séptimo en los Olímpicos de Beijing.

"Me gusta soñar en grande, sueño con el oro, he trabajado muy fuerte para conseguirlo y no voy a descansar hasta lograrlo, quiero el oro", dijo el clavadista mexicano Julián Sánchez.

Sánchez, de 23 años de edad, llega a Guadalajara 2011 tras lograr un tercer lugar en los Mundiales de Shanghai y un segundo lugar en la competencia de la Universidad de Shenzen.

"Ha sido un año muy bueno, con buenos resultados y yo me siento muy motivado y contento, pero falta mucho todavía mucho por aprender", agregó Sánchez.