El arquero Juan René Serrano, uno de los pesos completos de la delegación mexicana que competirá en los Juegos Panamericanos, arribó el viernes a la sede con la mente puesta en brillar y aportar a la cosecha azteca de oro.

Serrano, de 27 años de edad y originario de Guadalajara, se quedó muy cerca de ganar la medalla de bronce en los pasados Juegos Olímpicos de Beijing 2008, donde terminó en cuarto lugar.

"Vamos a demostrar con resultados que sí se puede", dijo Serrano sobre la posibilidad de que México rompa su mejor marca de oros en unos Panamericanos que es de 23.

"Para mí es un 'plus', una motivación más, un granito de arena más estar en Guadalajara", añadió.

Después de su actuación en Beijing, Serrano fue el deportista más laureado de México en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez 2010, donde conquistó ocho medallas de oro, y en julio pasado se apoderó de la plata en el Mundial de Turín, Italia.

"Vamos a buscar tener un buen desempeño y a hacer todo lo posible para que sea un gran paso en una cumbre de metas y a seguir con la mentalidad positiva. Las expectativas que tenemos son buenas, obtener un buen lugar y superar lo que hemos hecho en años anteriores", agregó Serrano.

El arquero mexicano, que en Río de Janeiro 2007 fue medallista de bronce, llegó a Guadalajara luego de participar en una prueba olímpica en Londres, donde no estuvo tan certero y quedó eliminado en la segunda ronda.

"Hemos tenido bastante preparación para este evento, con muchos torneos de preparación como el 'olympic test' del que acabamos de llegar hace tres días, pero hablamos de una preparación de más de tres años de cuando empezamos el ciclo nuevamente", concluyó Serrano.