Fuerzas afganas y de la OTAN mataron a 13 insurgentes en un operativo durante la madrugada del viernes en el norte de Afganistán, dijo la policía.

Los enfrentamientos se realizaron mientras las autoridades afganas en el este reportaban nuevos ataques con artillería del lado paquistaní de la frontera.

El operativo terrestre en la provincia de Faryab, al norte, comenzó el jueves por la noche, informó Lal Mohamed Ahmadzai, portavoz de la policía afgana en el norte. El funcionario no dio más detalles sobre el blanco del ataque, pero dijo que un oficial murió en el incidente.

En la provincia de Kunar, al este, al menos cinco granadas de artillería lanzadas desde el lado paquistaní de la frontera cayeron en el distrito de Dangam el viernes por la mañana, dijo el jefe de la policía provincial, Ewaz Naziri.

No hubo muertes.

Las tensiones han aumentado a lo largo de la frontera este de Afganistán con Pakistán en semanas recientes mientras las autoridades afganas lamentan los ataques con granadas desde territorio paquistaní que han matado a un número indeterminado de civiles, desplazado a cientos de personas y destruido casas y mezquitas.

Las autoridades paquistaníes han dicho en otras ocasiones que la artillería no fue disparada de manera intencional y lamentaron las muertes y los daños.

La Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) también reportó la muerte de un soldado del servicio internacional en un ataque insurgente en el sur de Afganistán el jueves. La coalición militar no aportó más detalles. Por lo general, la OTAN espera a que autoridades nacionales den a conocer detalles específicos sobre los fallecimientos.

Es el noveno miembro del servicio internacional que muere en lo que va de octubre. En este año, al menos 462 soldados de la alianza han muerto en Afganistán.