El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó a su colega mexicano, Felipe Calderón, para agradecerle la "cooperación de México en la detención" del supuesto terrorista Arbabsiar Manssor, informó hoy un comunicado oficial.

Calderón recibió una llamada telefónica de Obama, "quien la agradeció y destacó la cooperación" mexicana para la captura de Arbabsiar, dijo la Oficina de la Presidencia.

El Instituto Nacional de Migración (INM) de México impidió el pasado 28 de septiembre la entrada en el país a Arbabsiar, quien fue detenido un día después en Estados Unidos acusado de pertenecer a una trama vinculada a Irán que pretendía atentar contra un diplomático en Washington.

Durante la conversación Obama y Calderón "reiteraron la voluntad de los dos gobiernos para seguir velando por el bienestar y la seguridad de ambos pueblos", añadió el texto de la Presidencia mexicana.

Los mandatarios "refrendaron su rechazo a que el territorio de México y Estados Unidos sea utilizado por cualquier individuo, grupo o actor internacional para planear o cometer actos terroristas y subrayaron que el resultado de este caso es prueba de la solidez de los esquemas de cooperación en vigor".

Además, enfatizaron su "compromiso de continuar fortaleciendo la cooperación ante riesgos trasnacionales, bajo los principios de responsabilidad compartida y pleno respeto a las jurisdicciones nacionales de cada país".

Arbabsiar contaba con una orden de arresto girada por una Corte de Estados Unidos acusado de delitos graves, en virtud de la cual el INM le impidió la entrada en territorio mexicano.

Tras su expulsión de territorio mexicano, Arbabsiar, que cuenta con nacionalidad estadounidense, fue detenido el 29 de septiembre en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York.

Las autoridades de EE.UU. lo acusan de trabajar para "entidades del Gobierno iraní" con el objetivo de asesinar al embajador saudí en Washington y de querer poner bombas contra la legación israelí.