Un ministro británico reconoció el viernes haber arrojado documentos oficiales a cestos para basura en un parque de Londres.

Oliver Letwin, un ministro del gabinete que elabora estrategias de gobierno, fue sorprendido cuando arrojaba varias cartas, algunas de la cuales trataban asuntos de seguridad nacional.

El tabloide Daily Mirror dijo que se vio a Letwin arrojar documentos a la basura en el parque St. James's en cinco ocasiones, y que algunos de los documentos estaban relacionados con al-Qaida y preguntas acerca de la entrega de prisioneros a países donde pudieran ser interrogados.

La oficina del funcionario hizo hincapié en que ninguno de los documentos era oficial ni contenía material secreto.

El ministro "realiza algunas de sus tareas parlamentarias y correspondencia con votantes en el parque antes de ir a trabajar y a veces se deshace de copias de sus cartas allí", dijo una vocera que habló bajo la condición reglamentaria de anonimato.

Añadió que "los documentos no contienen información reservada sobre asuntos parlamentarios ni del gobierno", pero que dejaría de arrojarlos a la basura en lugares públicos.