Los ministros de Finanzas del G20 y los gobernadores de los Bancos Centrales abren hoy en París una reunión de dos días en la que tratarán de afrontar la crisis de la deuda que amenaza a la economía mundial.

El objetivo del encuentro será "estabilizar la zona euro" y preparar la cumbre de jefes de Estado y Gobierno del G20 de principios de noviembre, indicó la presidencia francesa del grupo de las 20 economías.

No se espera que de la reunión de París salgan acuerdos decisivos, pero la presidencia gala no descarta "algunos avances" en temas puntuales.

Los países europeos defenderán los esfuerzos que han hecho para afrontar los desafíos del euro frente al resto de las economías que les piden soluciones creíbles.

En el pasado encuentro, que tuvo lugar el mes pasado en Washington, Europa se comprometió a presentar propuestas concretas.

La zona euro podrá señalar que al fin ha desbloqueado la reforma del fondo europeo de estabilidad financiera, después de que Eslovaquia, el último país en adoptarlo, diera su acuerdo ayer.

El encuentro de los ministros coincide con la visita a París del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que se entrevistará con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, para preparar la cumbre del G20 de Cannes y el Consejo Europeo de la semana próxima.