La estrella pop Lady Gaga obtuvo una orden judicial para evitar que los realizadores de un juego para niños en Internet sigan promoviendo un personaje animado llamado Lady Goo Goo.

La compañía británica Mind Candy es la propietaria del sitio web Moshi Monsters, que le permite a niños adoptar un monstruo como mascota virtual.

Sus personajes incluyen a Lady Goo Goo, un bebé rubio con lentes de sol que aparece en "The Moshi Dance", video que se convirtió en una sensación tras haber sido publicado en YouTube.

La compañía planeaba lanzar la canción como un sencillo, pero la decisión del Tribunal Supremo británico de esta semana le prohibe "promover, anunciar, vender, distribuir o de otro modo proveer al público" cualquier trabajo que involucre a Lady Goo Goo.

El fundador de Mind Candy, Michael Acton Smith, calificó el dictamen del viernes como "una gran decepción".