Aunque no duda en anteponer la música a la interpretación, el actor, pianista y cantante estadounidense Harry Connick Jr confiesa que le "deslumbró" la historia real de "Dolphin Tale", una película sobre los incansables esfuerzos de un grupo de personas para sanar a un delfín que pierde la cola.

El intérprete, solista y compositor nacido en Nueva Orleans hace 44 años dijo en entrevista con Efe que "disfrutó" de cada minuto de los preparativos a los que hubo de someterse para dar forma a su último filme, que se estrena hoy en los cines británicos y, en España, el 11 de noviembre.

"Dolphin Tale" se convirtió en su estreno en EEUU en número uno de taquilla, desbancando al Rey León en 3D, y recaudó 14,2 millones de dólares en su segunda semana en cartelera.

La cinta, rodada en Florida, narra las dificultades con que tropieza un grupo de personas empeñadas en curar a un delfín hembra que aparece varado en la orilla de una playa con graves lesiones en la cola tras haber quedado atrapado en una red.

Con el tiempo, Winter (nombre real del animal) termina perdiendo esa extremidad y aprende a desenvolverse en el mar con un peculiar movimiento que eventualmente dañará su espina.

Por ello los protagonistas de la conmovedora historia se afanarán en hallar una prótesis adecuada para salvar al delfín.

Al artista norteamericano, conocido sobre todo por sus aproximaciones al jazz, al swing y la canción popular estadounidense, le "encantó" encarnar al doctor Clay Haskett, responsable del "Hospital Marino Clearwater", un personaje "que tiene que tomar muchísimas decisiones importantes".

"Lo encontré muy interesante. Todo lo que hace (Clay) con el delfín. Lo somete a una operación que no se ha hecho nunca antes. Todos esos desafíos me gustaron", comentó.

Nada más leer el guión, a Connick le "enganchó" la historia real que hay detrás de la cinta y también Winter, el delfín hembra sobre el que gira el argumento.

"No sabía que la historia era cierta. Y luego me enteré de que también íbamos a filmar con la propia Winter en las instalaciones donde había ocurrido todo. Me deslumbró todo esto -admitió- y me pareció una oportunidad fantástica".

Otro aliciente que le empujó a formar parte del proyecto dirigido por Charles Martin Smith fue la participación de grandes actores en el reparto, de los que se confesó "fan", como Morgan Freeman, Kris Kristoferson y Ashley Judd.

También señaló que "los preparativos (para este rodaje) fueron diferentes a otras películas".

Los actores tuvieron que prepararse para interactuar con Winter, "porque es diferente al resto de los delfines; es al único al que le han ocurrido todas estas cosas".

Elogió también la experiencia de un rodaje con niños, con los dos protagonistas infantiles de la cinta, Nathan Gamble (Sawyer, que ayuda a rescatar a Winter), de 12 años, y la joven actriz Cozi Zuehlsdorff, que debuta en la gran pantalla como la hija de Connick.

"Fueron increíbles. El único problema de trabajar con niños es que tienen su propio calendario. Tienen el colegio, con lo que tienes que acomodarte a su horario", observó.

Aunque asegura que jamás se "esfuerza" en buscar proyectos con probabilidades hipotéticas de obtener éxito comercial, se considera "afortunado" puesto que muchos de los trabajos en los que ha estado involucrado han sido "exitosos y, obviamente, el éxito te permite tener más trabajo".

Con filmes como "Ejecutiva en apuros" (2009), "P.S. I Love You" (2007), "The Happy Elf" (2004) o "Mickey" (2003), Harry Connick Jr tiene claro que la música sigue siendo su gran pasión: "Si tuviera que escoger diría que la música va antes, pero me alegro de no tener que hacerlo".

Esa popularidad se disparó en 1989 al encargarse de la banda sonora de la película "Cuando Harry encontró a Sally", protagonizada por Tom Hanks y Meg Ryan, en la que, con el apoyo de una orquesta, interpretó temas románticos como "It Had to Be You", "Let's Call the Whole Thing Off" o "Don't Get Around Much Anymore").

Patricia Rodríguez