Unas seis toneladas de cocaína y pasta básica del mismo narcótico fueron halladas por la policía antidrogas de Colombia en un gigantesco laboratorio montado por paramilitares en una remota región del este del país, informaron hoy portavoces de esa fuerza en Bogotá.

La planta fue copada el jueves por un grupo elite de la Dirección Antinarcóticos (Dirán) de la Policía Nacional en Guaracú, paraje de la localidad de Puerto Gaitán, en el departamento del Meta.

El jefe de la Dirán, el general Luis Alberto Pérez, dijo en una reunión con la prensa que la redada comenzó con el desembarco en la zona de cuarenta uniformados, transportados en helicópteros.

Además de cinco toneladas de cocaína y una de pasta básica de cocaína, los comandos encontraron allí 120 toneladas de productos químicos utilizados en la elaboración de alcaloide.

"Era un 'megalaboratorio' con 34 construcciones rústicas con capacidad para producir a la semana entre 500 y 800 kilos de alcaloide", destacó Pérez, e indicó que los expertos valuaron las instalaciones en 5.000 millones de pesos (casi 2,62 millones de dólares).

Allí podían alojarse unas cuarenta personas, que contaban con "toda la infraestructura para permanecer cerca de un mes sin salir del lugar", sostuvo el jefe policial.

Pérez señaló que el laboratorio recibía electricidad de dos plantas y que solo tenía como vía de ingreso y salida el río Yucao, que es tributario del río Meta.

El valor de la droga intervenida es de unos 30 millones de dólares, según la misma fuente, que no informó de capturas en la operación.

El jefe antidrogas atribuyó la propiedad del laboratorio al Ejército Revolucionario Antisubversivo de Colombia (Erpac), de un conjunto de grupos sucesores de la disuelta organización paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que el Gobierno denomina bandas criminales (bacrim).