El Gobierno español acordó hoy solicitar a Cuba la extradición de José Ignacio Echarte Urbieta, uno de los tres miembros de ETA detenidos el pasado 1 de septiembre cuando trataban de llegar en un barco a Venezuela y que fueron devueltos a las autoridades cubanas.

El Ejecutivo español tramitó hoy la solicitud de extradición cursada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en la causa que investiga la colaboración entre ETA y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en la que procesó a Urbieta por un delito de tenencia de explosivos en colaboración con banda terrorista.

El pasado 31 de agosto, miembros de la seguridad venezolana detuvieron a tres presuntos miembros de ETA, entre los que se encontraba el reclamado tras encallar el barco en el que viajaban, en la isla caribeña de Los Roques, situada unas millas al sur de Cuba.