Uno de los abogados defensores del médico de Michael Jackson dijo el viernes en la corte que sabía desde hace meses que la teoría sobre que el cantante bebió propofol tendría que ser abandonada.

El abogado defensor J. Michael Flanagan hizo esta declaración sin la presencia de los integrantes del jurado en el caso contra el médico Conrad Murray.

En la semana el juez y los fiscales se sorprendieron cuando supieron que habría un cambio de estrategia en la defensa.

La declaración del viernes surgió después de que el fiscal David Walgren se quejara de que tiene que lidiar con una defensa que hace cambios constantes en el caso.

Flanagan negó que el caso se desarrollara de esta manera.

El juez de la corte superior Michael Pastor dijo que nunca le habían anticipado que la teoría sobre la ingesta del anestésico propofol sería desechada.

Murray se ha declarado inocente de homicidio involuntario.