La policía antinarcóticos decomisó seis toneladas de cocaína en un laboratorio de drogas en una región del sur del país, en un vasto operativo en el que no hubo capturados, informó el viernes un jefe policial.

El laboratorio fue ocupado el jueves por unos 50 agentes antidrogas en una zona rural de Puerto Gaitán, en el departamento del Meta y a unos 190 kilómetros al suroeste de Bogotá, dijo el general Luis Pérez, director de la policía antinarcóticos.

Las autoridades calculan el valor de la droga decomisada en unos 180 millones de dólares, agregó Pérez en diálogo telefónico con AP.

El laboratorio disponía de 34 construcciones rústicas en formas de casas de madera para almacenar comida y alojar a entre 40 a 50 personas, aseguró el oficial. En el laboratorio al aire libre y en medio del bosque tropical había zonas de "secado" donde se procesaban las hojas de coca, materia prima de la cocaína, así como dos plantas eléctricas, dos motobombas de agua y una docena de hornos microondas que ayudaban en el procesamiento de la droga.

Del total de las toneladas encontradas, al menos 1,2 tonelada ya estaba empaquetada en 30 bultos envueltos en plásticos blancos y el resto estaba dentro de 40 grandes barriles amarillos plásticos lista para ser empaquetada, dijo el oficial.

Estimó que por las grandes dimensiones del laboratorio, éste podría producir de 500 a 800 kilos al día. Indicó que se desconoce cuándo comenzó a operar.

La droga procesada en el lugar era enviada vía Centroamérica y tenía como destino final Estados Unidos y Europa, dijo Pérez.

La droga pertenecía a la banda autodenominada Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo de Colombia (ERPAC) cuyo cabecilla actual es Eberto López Montero, alias "Caracho", dijo el jefe policial.

El anterior jefe de ese grupo, Pedro Oliverio Guerrero alias "Cuchillo", murió en un enfrentamiento con la policía en diciembre.

Pérez dijo que en lo que va de 2011 sólo la policía antidrogas, sin contar los decomisos hechos por la armada y el ejército, se ha incautado de más de 60 toneladas de cocaína.

Durante 2010 las fuerzas de seguridad colombianas se incautaron de más de 120 toneladas de cocaína.