El iPhone 4S — que es más rápido y tiene una cámara mejorada respecto del modelo anterior — salió a la venta el viernes en siete países en tanto que centenares de personas hicieron largas filas para ser de los primeros en adquirirlo.

Unas 200 personas llenaron la tienda de Apple en la Quinta Avenida, en Manhattan, al inicio de la comercialización del nuevo aparato a las 8 de la mañana.

Steve Wozniak, quien en 1976 creó la firma Apple con Steve Jobs en una cochera en el Valle del Silicio, era el primero formado en una tienda en Los Gatos, California.

Muchos dijeron que el acontecimiento parecía un homenaje a Jobs, quien falleció hace una semana al día siguiente de que Apple Inc. anunciara el nuevo superteléfono.

Emily Smith, de 27 años y diseñadora en Nueva York, ingresó con su aparato en la red social de geolocalización Foursquare. Recibió una placa virtual de Steve Jobs que decía: "He aquí para los locos. GraciasSteve". Otros afirmaban en broma que el modelo 4S "simbolizaba a Steve".

Muchas personas salieron a comprar el nuevo superteléfono a pesar de que podrían haberlo adquirido por internet para que se los enviaran a sus casas u oficinas.

Apple y compañías de telefonía celular en siete países comenzaron desde el viernes pasado a recibir los pedidos del iPhone 4s. Apple dijo el lunes que recibió más de un millón de pedidos, una cifra sin precedente que superó la del modelo de 2010 y que estuvo disponible en un número menor de países y en menos firmas telefónicas.

La muerte de Jobs quizá influyó en las ventas. Expertos en comercialización afirman que por lo general se disparan las ventas de productos diseñados por personalidades admiradas, como Jobs, cuando alguna de éstas fallece.

Una Chen, empleada bancaria de 24 años, dijo que estaba muy satisfecha de cambiar su BlackBerry Bold por el nuevo superteléfono, en particular después de la falla que afectó esta semana a los aparatos Blackberry. "Es feo tener un teléfono que no se puede utilizar", dijo Chen.

Wozniak hizo fila en la tienda de California aun cuando ya había encargado dos de los modelos nuevos.

Wozniak dijo el jueves al canal televisivo NBC11 que mientras aguardaria la apertura de la tienda para la mañana del viernes, tenía planeado revisar y contestar sus correos electrónicos y conversar en línea con sus admiradores.

En Estados Unidos, las ventas comenzaron a las 8 de la mañana en todos los horarios del país.

Los aparatos estaban disponibles en las tiendas de Apple, así como en las tres empresas de telefonía celular socias, a decir AT&T Inc., Sprint Nextel Corp. y Verizon Wireless.

También los tenían en venta algunos establecimientos Best Buy, Target y Walmart así como minoristas autorizados.

El iPhone 4S cuesta 199 dólares en Estados Unidos con un contrato de dos años. Tiene una memoria de 16 gigabytes. Los clientes pueden tener 32 gigabytes por 299 dólares y 64 gigabytes por 399 dólares. El aparato es blanco o negro.

Los superteléfonos también salieron a la venta el viernes en Australia, Canadá, Francia, Alemania, Japón y Gran Bretaña. Se le comercializará en otros 22 países a fines de octubre.

El superteléfono, el quinto de Apple, tiene un procesador mas veloz y una cámara mejorada respecto del modelo de 2010. Tiene un nuevo sistema operativo que permite sincronizar contenidos sin necesidad de una computadora.

También incluye un servicio futurista activado por voz que responde a ordenes habladas y a preguntas como "¿Necesito usar hoy sombrilla?"