El ciclista colombiano Mauricio Soler fue autorizado a salir de la clínica cuatro meses después que se fracturó el cráneo en una aparatosa caída durante el Tour de Suiza.

Soler, miembro del equipo Movistar, padeció fractura de cráneo y lesiones en un pulmón y un tobillo, en el percance ocurrido el 16 de junio tras embestir un cordón durante la sexta etapa de la carrera, para luego impactar contra un espectador y una valla metálica.

El pedalista dijo que todavía se tendrá que someter a un "largo y duro " proceso de recuperación y que necesitará más ejercicios de recuperación antes de poder regresar a Colombia. Agregó que dedicaba "todas mis energías" a cuidar su salud pero que se cansa muy fácilmente. Ahora puede cepillarse los dientes y afeitarse sin ayuda.

El corredor de 28 años permaneció un tiempo en la Clínica San Gallen y después el médico del grupo Alfredo Zúñiga y su familia decidieron llevarlo en helicóptero de Suiza a España.

"Estamos muy felices, se da un paso más en la recuperación de Mauricio", declaró su esposa Patricia el viernes al portal de la revista colombiana Mundo Ciclístico. Dijo que su marido recibió mensajes de apoyo de todo el mundo y visitas de compañeros y de ciclistas de otros equipos.

Soler aún soporta dolores en los huesos, ocasionalmente sufre vértigos y siempre está acompañado, según su esposa. La pareja permanecerá en Pamplona otros mes.