Las tiendas de Apple en Estados Unidos abrieron hoy sus puertas para las multitudes de posibles compradores de su nuevo y muy anunciado teléfono inteligente, el iPhone 4S, con precios que van desde los 200 a los 450 dólares.

El aparatito también está disponible en las tiendas de las empresas telefónicas AT&T, Verizon Wireless y Sprint, y en cadenas de tiendas de electrónicos como BestBuy.

En el entusiasmo que habitualmente se contagia a los consumidores de productos Apple, los aspirantes a compradores habían acampado desde la noche anterior frente a las tiendas de la firma en muchas ciudades.

El canal NBC11 de televisión en Los Gatos (California) informó que entre los participantes de la vigilia en la tienda local se contó el cofundador de Apple, Steve Wozniak, uno de los primeros en la fila desde el jueves en la tarde.

El teléfono más reciente de Apple llega a las tiendas después de haber batido todos los récords de órdenes anticipadas desde que las tiendas empezaron a tomarlas el viernes pasado.

El modelo de 16 gigabytes sale a la venta por 199,99 dólares; el de 32GB por 299,99 dólares, y el de 64GB por 399,99 dólares todos ellos con un contrato de servicio telefónico por dos años. También puede adquirirse si la obligación de un contrato por 449 dólares.