La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) dijo hoy que espera cerrar en las próximas semanas las negociaciones para que la rusa Gazprom, la mayor productora y exportadora de gas en el mundo, explore hidrocarburos en el país andino.

"Esperamos que en el transcurso de las próximas semanas ya cerremos la negociación de este contrato y Gazprom inicie las inversiones correspondientes", dijo el presidente de YPFB, Carlos Villegas, al disertar en el Congreso de Energía que se realiza en Buenos Aires en el marco de la exposición Oil and Gas 2011.

Meses atrás, Villegas había anunciado el inicio de las negociaciones para que Gazprom explore gas en los bloques Azero y Sunchal, en el sureste de Bolivia.

Gazprom también tendrá una participación minoritaria en la explotación del pozo Aquío (este), en asociación con la francesa Total y la argentina Tecpetrol.

Las negociaciones con la empresa rusa son parte del plan de búsqueda de nuevas reservas que promueve YPFB, cuyo presidente aseguró hoy que Bolivia está "en una fase expansiva de inversiones en exploración y explotación".

El exministro de Hidrocarburos defendió el proceso de nacionalización de los hidrocarburos iniciado en su país en mayo de 2006.

En este sentido, dijo que entre 2001 y 2005 el Estado recibió recursos por la renta de los hidrocarburos de 1.655 millones de dólares, mientras que desde la nacionalización esa cifra acumula 9.494 millones de dólares.

Según precisó Villegas, los beneficios consolidados de YPFB y sus ocho empresas subsidiarias alcanzaron en 2010 los 784 millones de dólares, con un patrimonio neto que al 31 de diciembre pasado ascendía a 5.786 millones de dólares.

Villegas dijo que el objetivo de YPFB es aumentar la producción de gas a 80 millones de metros cúbicos diarios para 2014-2015, desde un nivel que este año ha alcanzado picos de 48 millones de metros cúbicos por día.

El directivo destacó los planes de exploración en su país, que buscan incrementar las reservas probadas actuales, de 54 trillones de pies cúbicos (tcf, por su sigla en inglés) y 1.409 millones de barriles de petróleo.

Detalló que ya están en exploración 19 bloques y que otros 56 serán puestos en licitación internacional en los próximos años.

Anticipó que cinco de ellos, con un potencial 100 millones de barriles de crudo y un 1 tcf de gas, saldrán a licitación internacional a mediados del próximo año.