El alemán Sebastian Vettel (Red Bull), que el pasado domingo revalidó en Japón su segundo título Mundial de Fórmula Uno, afirmó hoy en el circuito de Yeongam que en el Gran Premio de Corea seguirá corriendo con presión porque le encantan las carreras y afrontará esta carrera igual que las demás.

"Nos encanta correr y sería mejor quedarse en casa si llegas a una carrera pensando que no importa en qué puesto acabes", dijo el alemán, el más joven bicampeón de la historia del Mundial de Fórmula Uno.

"Aunque desde fuera no nos pongan presión, nosotros nos la ponemos a nosotros mismos porque nos encanta competir. Lo haremos lo mejor podamos. No nos marcharemos felices si pensamos que podríamos haberlo hecho mejor. Afrontaremos esta carrera exactamente igual que las anteriores", agregó.

Sobre los problemas con los neumáticos en el Gran Premio de Japón, en el que acabó tercero, Vettel dijo: "En Japón tuvimos más degradación de lo que pensábamos. Para esta carrera tenemos un par de ideas para tratar de evitarlo".