El Salvador recibió en los primeros nueve meses de este año 2.708 millones de dólares en remesas familiares desde Estados Unidos, una cifra 5,3% superior al mismo período de 2010.

El Banco Central de Reserva (BCR) informó el jueves que la cifra superó en 136,5 millones de dólares los envíos entre enero y septiembre de 2010.

Los envíos alcanzaron en septiembre 286,9 millones de dólares, superando en 26,4 millones de dólares el ingreso recibido en septiembre de 2010.

El informe señala que los datos trimestrales muestran que "el tercer trimestre del año (julio-septiembre) registró el mayor crecimiento, con una tasa de 7,3% de aumento respecto a igual período del año anterior, por arriba del promedio de 4,4% de crecimiento registrado en los dos primeros meses del año".

El BCR informó que a través de los bancos del sistema nacional se liquidaron 2.018 millones de dólares, equivalente al 74,4% del total enviado.

En el país operan aproximadamente 40 empresas que liquidan remesas familiares a los beneficiarios, las cuales poseen alianzas con los bancos establecidos localmente y con las federaciones o sus integrantes. De este grupo, el 98% de las remesas recibidas se concentran en 15 empresas.

Se destacó que las remesas siguen en alza pese a que "la tasa de desempleo global en los Estados Unidos se han mantenido elevadas durante los últimos tres meses, principalmente en California, Florida, Carolina del Norte, Illinois, Distrito de Columbia y Nueva Jersey, donde viven una mayor cantidad de salvadoreños".

Las tasas de desempleo en los Estados Unidos fueron de 9,1% el desempleo global y de 11,3% el desempleo hispano.

Sin embargo, la economía estadounidense reporta que se crearon 103.000 empleos, cifra favorable comparada con los meses anteriores.

Según cifras oficiales, unos 2,8 millones de salvadoreños viven en Estados Unidos, de los cuales un poco más de 218.000 están amparados en el programa temporal migratorio, conocido como TPS por sus siglas en inglés, que les permite residir y trabajar en ese país.

El BCR espera que el envío de remesas familiares desde Estados Unidos se mantenga en 2011 de forma ascendente y se superen los 3.430 millones del año anterior.