Los servicios de BlackBerry se reanudaron el jueves después de una paralización de tres días que interrumpió los correos electrónicos y la conexión con internet para millones de clientes.

Research In Motion Ltd., la empresa canadiense que fabrica los teléfonos, dijo en una declaración que los servicios fueron plenamente restaurados en la madrugada del jueves.

Muchos usuarios de BlackBerry no han podido enviar ni recibir correos ni mensajes durante el apagón que comenzó el lunes en Europa. Tampoco funcionaban las conexiones con internet. El jueves por la mañana, los clientes de BlackBerry en los foros en línea y en Twitter reportaron que sus teléfonos volvían a funcionar.

Mike Lazaridis, codirector general de RIM, se disculpó por la interrupción de servicios en un video cargado en el cibersitio de la compañía el jueves temprano. Agregó que algunos teléfonos desconectados por largo tiempo quizá necesiten que sean retirada y vuelta a acoplar su batería.

Lazaridis y el director general adjunto Jim Balsillie reconocieron que por ahora no han pensado en compensar a sus clientes, aunque estudian esa posibilidad.

"Es algo que pensamos hacer muy pronto, responder a esos clientes. ... Nuestra prioridad ha sido hasta ahora asegurar que el sistema funciona perfectamente", dijo Balsillie. "Estamos plenamente decididos a recuperar esa confianza".

Los usuarios de BlackBerry no pagan directamente a la empresa los correos electrónicos. En lugar de ello, las empresas telefónicas pagan a RIM en nombre de sus suscriptores. Balsillie dijo que esas empresas no han pedido aún compensación alguna.

"No ha sido una cuestión de acusar a alguien", insistió. "Se trata de servir a nuestros clientes".

Un enlace crucial en la red europea de BlackBerry falló el lunes, como también un sistema de emergencia. Aunque la causa del problema se reparó rápidamente, el sistema tenía un recargo de correos electrónicos y mensajes que debía descargar. Mientras tanto, los mensajes destinados a Europa se acumulaban en los centros de datos de la empresa en el resto del mundo. El miércoles, el problema se había extendido a Estados Unidos y Canadá, donde el servicio se fue haciendo cada vez más lento.

Las acciones de RIM cayeron 58 centavos (2,4 a 23,28 dólares en las operaciones de Nueva York previas a la apertura del mercado. Las acciones bajaron menos del 1% desde que comenzó el apagón.