La especulación en el mercado de los alimentos debe controlarse y dejar de considerarlos activos financieros, expresó el jueves el presidente de República Dominicana al inaugurar una reunión entre expertos latinoamericanos y europeos.

"Los alimentos no pueden ser considerados activos financieros" porque son la "energía que garantiza la supervivencia" humana, destacó el gobernante, quien en septiembre presentó ante Naciones Unida una propuesta para regular los mercados a futuros de materias primas.

Recordó que la especulación financiera causa "la volatilidad que estamos viendo en estos días", con fuertes repercusiones en las economías emergentes y origen de protestas sociales.

El jefe de estado encabezó las sesiones del XII Foro de Biarritz, que reúne durante dos días en Santo Domingo a expertos latinoamericanos y europeos, representantes de algunos gobiernos y organismos multilaterales para debatir propuestas de desarrollo para América Latina.

El Foro fue creado en 2000 por iniciativa del alcalde de Biarritz, Didier Borotra, para debatir problemas que afecten a América Latina y Europa.

Los asistentes discutirán propuestas para impulsar el desarrollo de América Latina, erradicar la pobreza y disminuir la desigualdad.

América Latina es "tremenda y patológicamente desigual", consideró el ex presidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998). Recordó que el problema de la región ya no sólo es la pobreza, sino el empobrecimiento generado por la iniquidad que provocan las políticas sociales regresivas y la brecha en la educación.

Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), otro de los participantes, insistió que mientras la región ha crecido económicamente desde 1990, aún presenta los niveles de desigualdad mayores del mundo y su productividad aún es baja.

Según Moreno, un reciente estudio del BID mostró que la baja productividad de América Latina se debe a los altos costos de transporte y logística, a la informalidad empresarial, al bajo acceso al crédito, regímenes impositivos discriminatorios y falta de innovación.

Al foro también asisten Borotra, alcalde de Biarritz, y los vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón, y de Perú, Marisol Espinoza, y representantes del Parlamento Europeo.