El duelo Lazio-Roma, derbi que apasiona y divide a la capital italiana, animará con luz especial la nueva fecha del calcio el próximo fin de semana.

Tertulias acaloradas preceden un partido que adquiere siempre ribetes que van más allá de los tres puntos y cuya importancia equivale a una final de campeonato.

El dominio de los últimos clásicos ha recaído en la Roma, ganador de los últimos cinco.

Pero los romanistas sufren debido a la ausencia por lesión de su figura más importante: Francesco Totti.

Una dolencia en el muslo derecho dejó fuera al eterno capitán. Con 35 años, Totti ya no es el mismo de antes pero su importancia como líder va más allá de su calidad futbolística.

Sin Totti, el técnico Luis Enrique tiene como opciones de ataque al argentino Pablo Osvaldo y Bojan Krkic. Osvaldo debutó esta semana con la selección italiana.

Por su parte, Lazio todavía no sabe si podrá contar con el atacante alemán Miroslav Klose, uno de los máximos goleadores de la liga italiana debido a una lesión en su rodilla izquierda.

Inmersos en una temporada de vaivenes, Lazio-Roma se presentan a la cita del domingo igualados con ocho puntos.

Con el regreso del brasileño Robinho, Milan espera afinar su puntería al arco adversario y encontrar un socio que le devuelva la alegría a Zlatan Ibrahimovic. El delantero sueco dijo hace poco que ha dejado disfrutar al jugar como lo hacía antes.

"Espero que con mi regreso a las canchas, Ibra se sienta un poco más feliz y juntos nos podamos divertir", expresó Robinho.

En el estadio de San Siro, los rossoneri recibirán al Palermo del chileno Mauricio Pinilla, que le duplica en puntos: diez contra cinco, en uno de los peores inicios de temporada del actual campeón de Italia.

Inter, que está aún más abajo en la tabla de posiciones con apenas cuatro unidades, no podrá contar con el atacante uruguayo Diego Forlán en el encuentro con Catania.

Forlán se lesionó con su selección en el partido que empató 1-1 con Paraguay por las eliminatorias del Mundial. El argentino Mauro Zárate entraría como titular.

Juventus, que con 11 puntos comparte la cima con Udinese, visitará a Chievo.

A pesar de la salida del chileno Alexis Sánchez al Barcelona y el suizo Gokhan Inler al Napoli, Udinese ha sido la revelación del torneo. Para seguir arriba, Udinese deberá superar a un Atalanta que ya descontó los seis puntos de penalización por el escándalo de arreglo de partidos y cuenta con cuatro unidades.

La fecha del calcio se inicia el sábado con los choques Catania-Inter, Napoli-Parma y Milan-Palermo. El domingo jugarán Cesena-Fiorentina, Atalanta-Udinese, Cagliari-Siena, Chievo-Juventus, Genoa-Lecce, Novara-Bologna y Lazio-Roma.