Los tribunales de justicia de América Latina y el Caribe acordaron hoy en Managua promover la integración jurídica en la región para negociar, en mejores condiciones, acuerdos comerciales, de asociación y legales con otros bloques.

Así lo informó a Efe el presidente de la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), el hondureño Francisco Darío Lobo, tras inaugurar en Nicaragua el I Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Cortes y Tribunales de Integración Regional.

En esa cita participan magistrados de la Corte Centroamericana, cuya sede está en Managua, así como del Tribunal de Justicia del Mercado Común del Sur (Mercosur), del Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina y del Tribunal de Justicia de la Comunidad del Caribe, precisó Lobo.

Los tribunales pretenden impulsar en América Latina y el Caribe una "armonización de leyes" para "insertar como un bloque" a la región en la comunidad internacional, explicó.

Lobo consideró que la región podría negociar mejores acuerdos si tuviese un mismo Código de Comercio, Penal o del Medioambiente, entre otros.

El juez ratificó que "las grandes potencias siempre han preferido negociar individualmente con cada país" de América Latina y el Caribe, pero es más conveniente para la región "negociar en unión".

Lobo dijo que si se fortalece "a estas cortes, que son muy similares", se podrá "fortalecer la integración de estos pueblos, que están desunidos".

"Estamos buscando mecanismos para asegurar más, por la vía institucional, la integración de América Latina y el Caribe", agregó.

En el encuentro, en el que los magistrados judiciales decidieron crear una secretaría temporal para impulsar la unidad jurídica, también participan jueces de varios países de la región.

La secretaría temporal, explicó Lobo, facilitará una comunicación "más activa y participativa" entre sus miembros.

El encuentro de los cuatro tribunales concluirá mañana con la inauguración, en la ciudad colonial de Granada, al sur de Managua, de la primera aula del Centro de Altos Estudios de Derechos de Integración Roberto Ramírez, quien fue "un ciudadano hondureño de espíritu integracionista", dijo Lobo.