En uno o dos años habrá más discos de Jonas Brothers, lo ha asegurado hoy en una entrevista con Efe el hermano mediano, Joe, quien acaba de publicar su debut en solitario, "Fast Life", una colección de experiencias personales que hablan de "amor, ruptura y felicidad", con escenas de cama incluidas.

"Quiero crear algo nuevo para la gente", ha dicho hoy en Madrid este joven artista estadounidense, de 22 años, que ha introducido una faceta más sensual y sexual, desterrando la imagen infantil proyectada en trabajos previos para Disney como la serie de televisión "Jonas" o la película "Camp Rock".

Sin ir más lejos, "Just In Love", uno de sus primeros singles junto a "See No More", incluye escenas de cama en su vídeo clip, todo un cambio para alguien que, hasta hace no mucho, realizaba declaraciones públicas en defensa de la castidad.

"Es parte de madurar, algo que la gente puede entender y aceptar. La canción es algo distinta a lo normal, pero parece que gusta", indica el artista, que no teme una reacción adversa a este cambio, como sucedió con su excompañera de cadena televisiva Miley Cyrus.

"Creo que a mucha gente le está gustando, así que no me asusta. Los fans están disfrutándolo y sólo recibo buenas respuestas", insiste.

"Fast Life" incluye experiencias personales surgidas "del corazón" que él mismo compuso con la excepción de dos temas y que, según el cantante, hablan de "amor, ruptura, felicidad, de salir con amigos y de disfrutar de la vida".

Vivencias no le faltarán, de confirmarse los cientos de páginas que se publican cada semana sobre su vida sentimental, salpicada de rumores de romances con otras estrellas jóvenes como Taylor Swift, Demi Lovato o Ashley Greene.

"Los cotilleos van a ir y venir, sólo tienes que recordar qué clase de persona eres y la música que haces", afirma resignado.

Pese a haber nacido como un artista paradigmático de la comercialidad, en su crecimiento profesional Jonas ha querido participar en proyectos más arriesgados, como el vídeo clip de la banda independiente Vampire Weekend "Giving Up The Gun".

En lo que a este disco concierne, cita influencias tan diversos como el rapero Kanye West o el DJ Cascade. "Hay música electrónica, pop, hip hop... Todos juntos para crear algo que suene nuevo", comenta el cantante, que califica esta aventura en solitario como "muy divertida".

Hablando de mezclas de artistas y estilos, la próxima semana inicia una serie de conciertos como telonero en la gira europea de Britney Spears, otra figura que comenzó su carrera de adolescente en los brazos de Disney y que consiguió darle continuidad a su faceta de cantante.

"Es excitante, un sueño hecho realidad, porque me encanta su música", comenta.

Con cuatro discos de estudio previos junto a los Jonas Brothers, dos de los cuales fueron número 1 en EEUU, Joe avanza que, "en un año o dos, no hay nada seguro", podría haber un nuevo álbum junto a sus hermanos, Kevin y Nick.

"Depende de cómo se desarrolle el disco", precisa el cantante, que en 2012 estudia embarcarse además en un proyecto cinematográfico junto a un grupo de amigos para dar forma a una idea suya.