Centenares de indígenas hondureños de la etnia chortí mantienen hoy tomado, por segundo día consecutivo, el acceso al parque arqueológico maya de Copán Ruinas, como medida de presión para exigir al Gobierno que compre terrenos ubicados en otro lugar y se los ceda.

"Los indígenas estamos siendo perseguidos y encarcelados por pelear por nuestro territorio, que nos corresponde ancestralmente", dijo a los periodistas el dirigente del Consejo Nacional Indígena Maya-Chortí (Conimch), Óscar Acosta.

Medios locales calculan que unos 3.000 indígenas de 88 comunidades de los occidentales departamentos de Copán y Ocotepeque, se han apostado en las afueras del parque arqueológico, lo que impide el ingreso de turistas nacionales y extranjeros al lugar.

Las autoridades calculan que por la protesta el Estado deja de percibir unos 300.000 lempiras (15.700 dólares) diarios.

Acosta explicó que reclaman al Gobierno la compra de 14.700 hectáreas que están en manos privadas en diversas partes del país y que se las ceda a las comunidades chortí, tal como establecieron las partes en acuerdos suscritos en 1997, 2008 y 2009.

Esos convenido incluyen además, apoyo gubernamental para programas de educación, salud y mejora de las vías de acceso a sus comunidades, resaltó el líder indígena.

"Seguimos siendo discriminados como indígenas en educación, salud e infraestructura, por eso queremos que vengan funcionarios serios del Gobierno que se comprometan a ayudarnos", agregó Acosta.

Asimismo, el secretario del Conimch, Tulio Díaz, dijo que esperan que el Gobierno del presidente hondureño, Porfirio Lobo, envíe una comisión de alto nivel para atender sus demandas.

Díaz señaló como primordial detener un eventual desalojo de los habitantes indígenas de la comunidad conocida como Llano de La Estanzuela, que es reclamado por sus propietarios.

Para tratar de resolver el conflicto, el Gobierno envió a Copán una comisión negociadora encabezada por la directora general de Asuntos Campesinos e Indígenas del Instituto Nacional Agrario (INA), Carolina Pineda.

El gerente del estatal Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH), Virgilio Paredes, expresó su preocupación porque la toma de los indígenas afecta el turismo en Copán.

Según apuntes históricos, la ciudad maya de Copán fue un centro gubernamental y ceremonial de esa antigua civilización.

En Copán Ruinas se han descubierto 1.420 sitios que incluyen un total de 4.509 edificios, incluidas pirámides, estelas y tumbas, entre otros.

La antigua ciudad maya fue la capital de un importante y extenso estado del período clásico entre los siglos V y IX.