La automotriz alemana BMW se comprometió a exportar autopartes, cuero para tapizados y arroz procesado fuera de Argentina a cambio de poder importar sus automóviles de alta gama.

La compañía alemana "desarrollará en el país, para la exportación, componentes automotrices, cuero para tapizados de varios de sus modelos y arroz procesado" para equilibrar su balanza comercial en 2012, informó el gobierno argentino en un comunicado.

"Con el acuerdo con BMW ya son 17 las empresas automotrices, entre terminales e importadoras netas, con las que la industria terminal aportará más de 4.200 millones de dólares a la balanza sectorial para 2012", indicó la ministra de Industria, Débora Giorgi.

El gobierno pretende con estos convenios equilibrar su balanza comercial, que en agosto registró un superávit de 640 millones de dólares, un 38% menos que el obtenido el mismo mes de 2010.

Con la excusa de reactivar a su industria nacional, castigada durante la década de los 90, Argentina ha impuesto duras restricciones a las importaciones en distintos rubros, desde libros hasta juguetes y electrodomésticos. El país quedó marginado del crédito internacional tras declarar la cesación de pagos de su abultada deuda externa en 2001.

Según el gobierno, las automotrices Ford, Chery, General Motors, Volkswagen, Mercedes Benz, Porsche, Fiat, PSA Peugeot Citröen, Alfa Romeo, Hyundai, Renault y las importadoras de Mitsubishi, Volvo, Jaguar, Land Rover, Nissan, Kia y Subaru también "se comprometieron a revertir sus déficit" con acuerdos similares al de BMW.