El mundo mágico de Harry Potter está siendo reconstruido minuciosamente en un viejo aeródromo cerca de Londres.

La colección de cobertizos y estudios de sonido donde se filmaron las ocho películas en el transcurso de una década, pronto albergará el estudio oficial "Making of Harry Potter" (Cómo se hizo Harry Potter) para deleite del público.

Faltando más de cinco meses de su inauguración el 31 de marzo — los boletos comenzaron a venderse el jueves — albañiles con cascos están ocupados instalando el (verdadero) piso de losa del Gran Salón de la Escuela de Hogwarts de Magia y Hechicería. A medio terminar, sus arcos góticos, gárgolas y enorme chimenea son una imagen impresionante. Cuando esté listo, el estudio Warner Bros. espera que sea, pues, un lugar mágico.

Las películas son todo ilusión, pero los creadores de este recorrido recalcan su autenticidad. El sitio de 14.000 metros cuadrados (150.000 pies cuadrados) incluirá sólo escenarios, utilería y vestuario auténticos, en el estudio original a 30 kilómetros (20 millas) al noroeste de Londres.

Para los actores de las películas, que pasaron una década trabajando allí — los más jóvenes literalmente crecieron en el plató — el lugar aún evoca un poderoso sentimiento de nostalgia.

"Me dan escalofríos cada vez que entro", dijo Tom Felton, el actor de 24 años que interpretó al malvado Draco Malfoy. "Es inmediato, apenas entras te pasa por la cabeza toda una década de recuerdos".

"Recuerdo la primera vez que entré: estábamos rodando. (El director) Chris Columbus específicamente no quería que lo viéramos antes de filmar, porque sólo éramos unos niños de 11 años. Así que nuestra reacción cuando entramos fue bastante genuina".

El vasto Gran Salón, donde cientos de estudiantes de Hogwarts comieron, celebraron y fueron divididos en casas por el misterioso Sombrero Seleccionador, será la pieza central del recorrido, pero habrá mucho más que disfrutar.

Los escenarios incluirán el armario bajo las escaleras donde los ruines familiares de Harry lo obligaban a dormir; el imponente Ministerio de Magia; la oficina con paredes forradas de libros del director Albus Dumbledore; y los salones de clase, área común y un dormitorio de Hogwarts.

El recorrido se explaya por dos estudios de sonido — los escenarios J y K, en un accidental homenaje a la creadora de Harry, J.K. Rowling. Los escenarios existentes en Leavesden Studios sólo van de la A a la I.

Asimismo, los visitantes verán cómo se crearon las criaturas mágicas en los talleres de los estudios, y algunos de los 200 contenedores de embarque llenos de objetos de utilería que los productores de las películas han guardado.

Las ocho películas de Potter que se rodaron entre el 2000 y el 2010 fueron una miniindustria en sí mismas, empleando tanto a la flor y nata de los actores británicos como a cientos de artesanos y técnicos. Parte de la idea del recorrido es mostrar el gran talento entre bambalinas que se usó para crear el espectáculo.

El nivel de detalle es impresionante. Los estantes de Dumbledore están alineados con libros titulados uno por uno. La gaveta de su escritorio se abre para revelar cartas escritas con pluma de ave y pergaminos que nadie pudo haber visto en el cine. La cocina de la familia Weasley incluirá una olla para freír que se lava sola, así como agujas de tejer encantadas y otros ingeniosos artefactos sobrenaturales.

"La atención al detalles y el cuidado y las ideas son impresionantes, y lo siguen siendo para nosotros, aun después de ocho películas", dijo el actor Mark Williams, quien interpretó a Arthur Weasley, el padre del mejor amigo de Harry, Ron.

"Creo que la gente se sorprenderá de las cosas que se crearon de manera física en vez de por computadora", añadió Warwick Davis, quien diera vida al maestro de encantos de Hogwarts, Prof. Filius Flitwick, y al duende Griphook.

El rodaje de la última película de Potter, "Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2" (Harry Potter y las reliquias de la muerte: Parte 2), terminó el año pasado y la cinta se estrenará en julio. El estudio es un modo de mantener andando la maquinaria Harry Potter, pero para ser un éxito debe evitar dar la impresión de que es un modo cínico de sacar dinero.

"Espero que la gente venga y sienta la calidez en los platós, y las experiencias que ahí pasaron", dijo Bonnie Wright, quien hizo de Ginny Weasley en los filmes. "No se siente sólo como un estudio; se siente como un mundo".

___

En Internet:

www.wbstudiotour.co.uk