Los legisladores de Eslovaquia aprobaron el jueves ampliar la bolsa y los poderes del fondo de rescate de la Unión Europea, tras haber votado primero en contra, eliminando el último obstáculo que impedía utilizar al fondo como herramienta principal en la lucha contra la crisis de la deuda soberana.

El parlamento rechazó el martes los cambios en el fondo de rescate debido a los reparos del socio menor de la coalición, el Partido Libertad y Solidaridad. Para lograr que el partido cambiara de opinión y votara a favor, la primera ministra Iveta Radicova ligó la votación para ampliar el fondo a una moción de censura a su gobierno. Al finalizar la votación salió derrotada la coalición gobernante formada hace un año.

El principal partido de la oposición, Smer-Socialdemocracia, acordó entonces ayudar a la coalición saliente a aprobar la expansión del fondo en una segunda votación de confianza a cambio de ser adelantadas las elecciones generales.

El jueves, el parlamento votó a favor de adelantar las elecciones generales a marzo, con 143 votos a favor y 3 en contra. Media hora después, aprobaron la ampliación del fondo de rescate con 114 votos a favor, aunque bastaban 76.

Eslovaquia es el último de los 17 países de la eurozona que aprueba ampliar el fondo de rescate de 440.000 millones de euros (600.000 millones de dólares), llamado Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. El fondo podrá prestar con premura a los gobiernos en apuros antes de que empeoren sus crisis, además de consolidar los balances de sus bancos.