Fráncfort, 13 oct (EFECOM).- El Banco Central Europeo (BCE) advirtió de que "es probable que las tensiones actuales en los mercados financieros y los efectos desfavorables de las condiciones de financiación debiliten el ritmo de crecimiento económico en la zona del euro durante el segundo semestre".

En su boletín mensual de octubre, publicado hoy, el BCE añade que "las perspectivas económicas siguen sujetas a un grado particularmente elevado de incertidumbre y los riesgos a la baja se han intensificado".

Al mismo tiempo, el BCE considera que "los tipos de interés a corto plazo siguen siendo bajos".

El BCE mantuvo la semana pasada su tasa rectora en el 1,5 % y los expertos prevén que la reducirá en diciembre.

La entidad monetaria europea añade en el editorial del informe que se espera ahora que el crecimiento del producto interior bruto (PIB) real de la zona del euro sea muy moderado en el segundo semestre, tras la desaceleración experimentada en el segundo trimestre de 2011 hasta el 0,2 % intertrimestral.

Diversos factores debilitan el dinamismo del crecimiento de la zona del euro: una moderación del ritmo de crecimiento de la economía mundial, el descenso de la confianza empresarial y de los consumidores y los efectos desfavorables para las condiciones de financiación derivados de las tensiones existentes en algunos mercados de deuda soberana de la zona del euro, según el BCE.