Una explosión destruyó el jueves un restaurante en el centro de Río de Janeiro, donde dejó al menos tres muertos y 13 heridos, quizá debido a una fuga de gas, dijeron las autoridades.

La explosión ocurrió alrededor de las 7.30 y causó daños graves en el lugar, que en ese momento no estaba abierto al público, así como a departamentos en pisos superiores, dijo Ronaldo Alcántara, segundo al mando del departamento de bomberos en Río.

"Las tres víctimas fatales fueron expulsadas al exterior del inmueble", agregó.

Los bomberos y personal del departamento de defensa civil buscaban a otras víctimas, aunque no se sabe de la desaparición de alguna persona, afirmó. Las autoridades investigan la causa de la explosión, aunque Alcántara dijo que posiblemente se debió a una fuga de gas.

El restaurante estaba cerrado el miércoles, por día festivo, y la fuga de gas se acumuló durante el día y la noche. A la llegada de los primeros empleados el jueves en la mañana, éstos quizá causaron alguna chispa que encendió el gas, explicó Alcántara.

Dos de las víctimas fueron intensificadas como empleados del restaurante, dijo. Tres de los heridos se encuentran en condición grave y fueron trasladados a un hospital local.