Una comisión de la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley para reducir a la mitad las contribuciones de Estados Unidos a las Naciones Unidas si el organismo mundial no sustituye sus cuotas con donaciones voluntarias.

La comisión, a la que caracterizó el divisionismo, aprobó la legislación republicana por 23-15.

La presidenta de la comisión, la representante Ileana Ros-Lehtinen dijo que el proyecto de ley es necesario para impulsar una reforma en las Naciones Unidas.

El principal demócrata en la Comisión de Asuntos Exteriores de la cámara baja, Howard Berman, dijo que la iniciativa podría poner fin a la participación de Estados Unidos en las Naciones Unidas y asestar un revés financiero fatal al organismo mundial.

La comisión aprobó la iniciativa a pesar de la oposición de la secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton, y su recomendación al presidente Barack Obama de que vete la medida.

No está clara la fecha en la que la iniciativa será sometida a votación del pleno en la Cámara de Representantes. La legislación tiene pocas posibilidades de aprobación en el Senado, donde los demócratas son mayoría.