La actriz Hilary Swank dijo el jueves que "lamenta profundamente" haber asistido a un concierto realizado en el cumpleaños del caudillo checheno Ramzan Kadyrov, a quien grupos defensores de los derechos humanos acusan de torturas, secuestros y matanzas.

La actriz ganadora de dos Oscar dijo que desconocía las desapariciones, incendios de viviendas y ejecuciones sin juicio presuntamente orquestadas por el caudillo de esta república del sur de Rusia.

"Lamento profundamente haber asistido a este evento", dijo Swank en un mensaje escrito a The Associated Press. "Si habría tenido una comprensión cabal de las intenciones aparentes de este evento, no hubiera asistido".

Swank emitió el mensaje después que Human Rights Watch la criticó — junto con el actor belga Jean Claude Van Damme y la violinista británica Vanessa Mae por asistir a un espectáculo que, dijo, "se mofa del sufrimiento de innumerables víctimas de abusos de los derechos humanos".

Representantes de Van Damme y Mae no respondieron a los pedidos de declaraciones de la AP.