Los precios de las acciones subieron el miércoles en la Bolsa de Valores de Nueva York luego de que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, presentó un nuevo plan para lidiar con la crisis de deuda en Europa.

El promedio industrial Dow Jones avanzó 102,55 unidades (0,9 para ubicarse en 11.518,85. El índice se encuentra 0,5% abajo del nivel con que empezó el año y ha cerrado con ganancias o pérdidas de al menos 100 puntos en 11 de los últimos 13 días de operaciones.

El Standard & Poor's 500 ganó 11,71 unidades (1 para quedar en 1.207,25, mientras que el indicador tecnológico Nasdaq subió 21,7 unidades (0,8%) para cerrar en 2.604,73.

El Dow había logrado ganar 209 puntos durante la sesión, pero retrocedió en la última hora de transacciones. Los golpes de timón de último minuto se han vuelto comunes en el mercado, al igual que las variaciones de más de 100 unidades.

"Por desgracia, creo que estamos estancados con mucha volatilidad y la hemos tenido por algún tiempo. No creo que la hayamos dejado atrás", dijo Dennis Wassung, un gerente de portafolios de Cabot Money Management, de Salem, Massachusetts.

El Dow ha ganado 8,1% desde el martes de la semana pasada, cuando tocó su nivel más bajo del año en 10.362,26. El S&P ha ganado incluso más en ese periodo: 9,8%. Es el aumento semanal más grande para el S&P desde marzo del 2009, cuando el mercado alcanzó su punto más bajo en 12 años.

El incremento es aún más admirable si se considera que se dio después de que el S&P 500 casi cruza el umbral de mercado bajista. El 4 de octubre llegó a los 1.090 puntos, 20% por debajo de su pico logrado en abril. Si hubiera cerrado en o debajo de ese nivel, hubiera entrado en lo que los expertos califican de mercado bajista.

Mucho del aumento en el precio de las acciones desde la semana pasada se debe a los nuevos esfuerzos de los líderes europeos para contener los problemas de deuda del continente.

Grecia sigue aguardando el siguiente abono de su paquete de rescate, pero existe la extendida creencia de que ni siquiera esos créditos evitarán que el gobierno se declare en cesación de pagos de deuda.

Por su parte, el líder de un partido opositor de Eslovaquia dijo que los partidos políticos del país acordaron darle el visto bueno a un acuerdo para fortalecer el programa de rescates financieros de Europa. El parlamento eslovaco bloqueó la aprobación del paquete el martes, lo que impide liberar más fondos para los endeudados países y bancos europeos.

Las acciones de bancos y otras empresas financieras tuvieron las mayores ganancias en el S&P 500. Esas compañías tendrían mucho que perder si los bancos sufrieran grandes pérdidas por un incumplimiento de pagos del gobierno griego, ya que haría caer el valor de los bonos griegos que están en poder de los bancos de Europa, lo que a su vez afectaría sus estados financieros y les dificultaría hacer préstamos. Ello dañaría a otros bancos y podría tener un impacto negativo en los mercados globales de crédito.

El euro subió a 1,38 en su paridad con el dólar. El martes se cotizaba a 1,37 dólares.

Los precios de los bonos del Tesoro cayeron y sus rendimientos aumentaron ya que los inversionistas buscaron activos de mayor riesgo, como las acciones, en lugar de la deuda del gobierno estadounidense.

El rendimiento sobre el certificado a 10 años subió a 2,21 sobre el 2,16% del martes. La demanda fue ligeramente más débil que lo normal en una subasta de bonos del Tesoro a 10 años.

Cuatro acciones subieron por cada una que bajó en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones fue ligeramente menor al promedio con 4.800 millones de títulos.

En otros mercados internacionales, el CAC-40 francés avanzó 2,4% a 3.229,76, mientras el DAX alemán subió 2,2% a 5.994,47 y el FTSE 100 británico cerró con un alza del 0,9% a 5.441,80.

En Asia, el Nikkei 225 japonés retrocedió 0,4% a 8.738,90.