Human Rights Watch fustigó a la actriz Hilary Swank y otras celebridades occidentales por asistir a un concierto realizado el día del cumpleaños del jefe de gobierno de Chechenia apoyado por el Kremlin, acusado de abuso de derechos.

La organización por los derechos humanos, con sede en Nueva York, dijo el miércoles que Swank, el actor belga Jean Claude Van Damme y la violinista británica Vanessa Mae asistieron al concierto en la capital chechena de Grozny.

El espectáculo del 5 de octubre se realizó en un salón acordonado por la policía en el 35o cumpleaños del caudillo checheno Ramzan Kadyrov.

Human Rights Watch exhortó a los artistas a "evitar legitimar gente como" Kadyrov, quien ha sido acusado por grupos defensores de los derechos humanos de orquestar secuestros, asesinatos extrajudiciales y de hacer cumplir la ley sharia en Chechenia.

Los representantes de los artistas no respondieron de inmediato pedidos de declaraciones.