La excandidata presidencial socialista Ségolène Royal, derrotada en la primera vuelta de las Primarias de su partido para elegir al candidato para 2012, aportó hoy su apoyo a François Hollande, que se enfrentará en segunda ronda el próximo domingo a Martine Aubry.

En un mensaje publicado a través de las redes sociales, Royal, cuarta en la primera vuelta del pasado domingo con el 6,9 % de los votos, indicó que apoya a Hollande porque fue quien logró el primer puesto, con el 39,2 % de los sufragios.

"Llegó en cabeza en la primera vuelta y es legítimo amplificar este avance dado por los electores", señaló la presidenta de la región de Poitou-Charentes, en el centro del país.

Royal señaló que el ganador de la segunda vuelta debe tener un margen importante para que salga reforzado del proceso.

"Tenemos que dar un impulso a nuestro candidato con un claro avance que no deje ninguna duda a la derecha", aseguró.

La toma de posición de Royal se produce a pocas horas del debate televisivo que mantendrán esta noche Hollande y Aubry, segunda en el primer turno con el 30,4 % de los sufragios.

Otros dos de los eliminados, Manuel Valls (5,6 %) y Jean-Michel Baylet (0,6%) ya habían mostrado su respaldo al ganador de la primera vuelta.

El diputado Arnaud Montebourg, sorpresa del primer turno con el 17,2 % de los votos, todavía no ha tomado partido por ninguno de los dos finalistas, a quienes ayer dirigió una carta para que se pronuncien sobre algunos puntos, como el control de los bancos, el proteccionismo industrial y la reforma de las instituciones de la República.

Royal totalizó 184.096 de los 2,6 millones de votos de simpatizantes de izquierda que fueron depositados el pasado domingo.

Tras mostrar su "profunda decepción", la ganadora de las primarias para las Presidenciales de 2007 aseguró que en los días siguientes daría consignas de voto a sus seguidores para la segunda vuelta.

En su mensaje de hoy, Royal asegura que "las soluciones nuevas" que defendió en su campaña figuran en el programa de Hollande, como la reforma bancaria, la lucha contra los despidos en empresas con beneficios, la moralización de la política, la no acumulación de cargos políticos y la "mutación ecológica y económica".

"Venid a votar masivamente para dar fuerza y legitimidad a nuestro candidato François Hollande", indicó Royal a sus electores a quienes dijo que confía en ese candidato "para lograr sus objetivos uniendo a los franceses".

Royal muestra así su apoyo al hombre con el que estuvo unida sentimentalmente durante años y juntos tienen cuatro hijos.

Se separaron tras las Presidenciales de 2007 y, desde entonces, también se alejaron políticamente.

La presidenta de Poitou-Charentes se enfrentó políticamente a Aubry en el Congreso de Reims de 2008, donde ambas optaban a la primera secretaría del Partido Socialista que dejaba vacante Hollande.

Finalmente se impuso Aubry por tan solo 42 votos en un proceso en el que el entorno de Royal denunció irregularidades.