El ciclista colombiano de pista Jhonathan Marín sufrió un aparatoso accidente cuando se entrenaba por una avenida de esta ciudad, aunque confió el miércoles en que podrá recuperarse a tiempo para participar en los Juegos Panamericanos que se inauguran el viernes.

Marín dijo a The Associated Press que el accidente ocurrió el martes, cuando una docena de ciclistas salieron a entrenar por la avenida, adyacente a la Villa Panamericana donde se hospedan los deportistas que competirán en la justa continental. Relató que había autos que circulaban muy rápido junto al grupo de pedalistas y que, para evitar que un vehículo motorizado lo golpeara, intentó acelerar.

Sin embargo, a la bicicleta "se le trabó el cambio" de velocidad, por lo que Marín cayó al suelo y se golpeó el rostro.

Pese a haber sufrido moretones y raspones en el pómulo derecho y en una cadera, y de haber perdido la conciencia durante unos cinco minutos, Marín confió en que podrá participar en su prueba durante los juegos.

Además, dijo que experimentó episodios de lagunas mentales durante una media hora.

"Quiero aclarar que no he sido atropellado", dijo Marín respecto de algunos reportes publicados la víspera, en los que se señalaba que un automóvil había hecho contacto con su bicicleta.

Las autoridades locales han ofrecido servicio para escoltar a los ciclistas y a otros deportistas que deban realizar prácticas en la ciudad. Marín dijo que los ciclistas con los que decidió entrenar desconocían que existía ese servicio y por eso se aventuraron a salir por su cuenta a las calles.

"La policía actuó muy rápido, la ambulancia llegó en cinco minutos y la atención en el hospital fue excelente", dijo Marín, y añadió que luego de la atención en la clínica, superó los problemas que había sufrido por el golpe en la cabeza.

Marín forma parte del equipo integrado también por Fabián Puerta y Christian Tamayo, que competirá en la prueba de velocidad.